martes, 5 de junio de 2012



 ACIERTO + FALLO = FALLO

Como va siendo ya un tópico en mi, primero mis disculpas por tardar tanto en escribir y de segundo antes de analizar los últimos movimientos de la cartera, de la forma más crítica, me vais a permitir que divague y plasme lo que ahora revolotea por mi mente y me pide que le muestre la salida.

Siendo fiel a la idea de que el análisis técnico es mucho más eficiente en la toma de decisiones respecto a los datos fundamentales a los que podemos tener acceso los pezqueñines, al menos cuando la decisión versa sobre qué postura tomar en los mercados, tengo la obligación de decirme a mí mismo, ¡¡Vuelve al gráfico!!.

Llevo persiguiendo, ahora ya cinco años, la idea de que el mercado es un fractal matemático, por ello repetitivo, predecible con un porcentaje de acierto variable y por lo tanto aprovechable independientemente de la escala estudiada. Si uno es capaz de encontrar una figura1 en, pongamos por ejemplo, un gráfico mensual, estudiarla y sacarle rentabilidad, es muy probable que dicha figura o patrón, se haya repetido en el pasado y por lo tanto también lo haga en el futuro. De esta forma se puede disponer de más oportunidades donde aplicando la misma operativa con la que se obtuvo rentabilidad en el pasado se incremente la probabilidad de repetir el éxito en el futuro.

Dicho esto, que a los familiarizados con el análisis técnico les sonará a obviedad y a los no creyentes en este tipo de análisis a blasfemia, podemos continuar diciendo, que además de que la figura o patrón X se repita a lo largo del tiempo, lo hace también en diferentes capas del mismo espacio temporal, como si de otras dimensiones se tratase o para ser más prácticos igual que una cebolla.

Sí, he dicho cebolla, además de la similitud entre la capacidad de hacernos llorar del mercado y del conocido bulbo de la familia de las Liliáceas, si observamos el mercado como una cebolla y reconocemos una figura, dibujo o patrón, como quieran llamarlo, en la capa más externa del mismo, llamémosla capa anual, al ir retirando capa a capa de esta metafórica cebolla bursátil iremos descubriendo que el dibujo de la capa externa se repite una y otra vez en las capas subsiguientes, es decir, en todos y cada uno de las diferentes marcos temporales, trimestral, mensual, semanal, diario, horario, 30 minutos, 10 minutos, 5 minutos, 1 minuto, segundos e incluso ticks. Si hemos tenido la habilidad de descubrir la forma de obtener rentabilidad en un gráfico bursátil donde aparece dicho patrón X, (da igual en que capa o marco temporal lo hayamos conseguido), el mercado como buen fractal nos brinda la oportunidad de encontrar dicha figura en cualesquieras capas infinitas donde busquemos, como si de universos paralelos se tratase.

Pues bien, una vez que comprendemos esa repetición infinita en todos los planos temporales existentes (esto solo es apto para analistas técnicos puros, los analistas mancebos de firmas, y el Sr. JAFH y su PER bajo en TEF y SAN abstenerse) uno debe especializarse en encontrar esa figura, esperarla con paciencia y una vez localizada y reconocida, primero mimarla y después exprimirle el beneficio que hay en su interior como se hizo en ocasiones anteriores.

Si de verdad creemos que el mercado se comporta como un fractal, deberíamos ver a lo largo de nuestra vida a esa figura en el gráfico como algo único, como una vieja amiga que viene a visitarnos cada año y nunca como algo nuevo, extraño, desconocido. Si somos capaces de hacer esto y decir, “Hola, como te va vieja amiga, cuánto tiempo sin verte, voy a sacarte todo ese jugoso beneficio de tu interior”, cuando reconocemos esa figura en los gráficos, en vez de pensar en que “Si, se parece pero esta vez creo que será distinto”, si de verdad tenemos la convicción de que esa figura es la misma, un fractal, repetido año tras año, mes tras mes, día tras días, hora tras hora, minuto a minuto y segundo a segundo, entonces y sólo entonces todo empezará a cobrar sentido.

Cada uno tiene su propia figura y la reconoce cuando la ve en cualquier cotización que pase por delante de sus ojos y en cualquier marco temporal que consulte.

En nuestro caso es esta:


Aquí explicamos como debe actuarse sobre el gráfico para aprovecharse de la figura, si se siguen estos pasos a rajatabla tanto mejor para nosotros, ¡ojo! que no siempre es fácil hacerlo.

Por supuesto uno debe entender que nuestra vieja amiga que es coqueta cambia de ropa, de zapatos e incluso de peinado pero en esencia es ella, siempre la misma, no lo debes dudar ni un segundo, si lo haces habrás cometido tu primer fallo.












Como muestra he traído varios gráficos, todos ellos de diferentes valores, diferentes momentos en el tiempo y diferentes marcos temporales, les he eliminado el nombre y la fecha a propósito para que solo se vea la figura, el gráfico; a veces es más claro a veces más difuso pero en esencia siempre es el mismo. Quiero que los miréis, incluso que los descarguéis y paséis las imágenes rápidamente. Ya sé que observáis diferencias pero la figura, el patrón es siempre el mismo. Hablando en general, una cotización que rompe al alza una media móvil de 30 sesiones(pongo sesiones para reflejar que da lo mismo la unidad temporal del gráfico), junto un MACD que cruza cero, ahí se compra o se espera a que la cotización vuelva apoyarse en la mm30sesiones, un desarrollo posterior hasta que la cotización se cansa, deja de ascender y rompe la mm30sesiones hacia abajo, en ese momento el MACD cruza cero a la baja, ahí se vende o se abren cortos, si hemos llegado tarde podemos esperar a que la cotización vuelva a rebotar hasta su mm30sesiones descendente para tener otra oportunidad de cortos.

Esta figura se repite una y otra vez, sin descanso en el mercado, sin importar quién o qué es lo que está cotizando, ni cuando, ni dónde. Es un fractal.

Los gráficos se corresponden a diferentes valores y sectores, que en el caso del marco diario todos fueron unos cortos excelentes pues el ascenso sobre la mm30días se produjo mientras la mm30semanas descendía y la cotización se topaba con ella, se frenaba y comenzaba a mostrar problemas al cortar de nuevo a la baja la mm30días, momento que había que aprovechar para abrir cortos. En el marco semanal observamos el mismo dibujo que en el marco diario, donde podemos ver hasta cuando debieron mantenerse las posiciones alcistas y cuando había que haber empezado a ser bajista. Siempre es lo mismo. He seleccionado empresas del Ibex por ser más conocidas pero cualquier otro mercado hubiera arrojado figuras similares. 

Por orden, el primer gráfico se corresponde a BKT año 2009, ELE año 2011, SYV año 2011, SAB mediados 2008, BTO finales 2007, y por último BTO 2012 la cobertura utilizada este año para cubrir los largos USA y que ha hecho honor a su nombre cubriendo las posiciones largas mientras experimentábamos con la ADn.

Como se puede ver en estos gráficos, la naturaleza fractal del mercado salta a la vista, ahora somos nosotros los que debemos ser lo suficientemente buenos y disciplinados para poder aprovecharla.

Bien una vez que he escrito esto y mi mente ya está más tranquila ya puedo empezar a analizar las entradas y salidas en nuestra cartera de los últimos meses. Este post se titula Acierto + Fallo igual a Fallo, en el siguiente post veremos porqué.



0 opiniones:

Visitas

Creadores

Sígueme por E-Mail

Entradas populares